Acontramano: Asamblea Ciclista de Sevilla

  • Full Screen
  • Wide Screen
  • Narrow Screen
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Banner
Banner
Banner
Banner

Facebook

Bici-Comunicado: Ante el reciente atropello de una persona a la entrada del Colegio Porta Coeli

E-mail Imprimir PDF

El reciente atropello de una persona frente a la entrada del Colegio Porta Coeli ha puesto de manifiesto, una vez mas, donde está el verdadero peligro para la seguridad vial de los peatones en Sevilla. "A Contramano" lleva años pidiendo medidas eficaces contra la accidentalidad provocada por el tráfico motorizado en Sevilla, que el año pasado batió un record de mortalidad, con 8 peatones y ciclistas fallecidos, algo que hacía años que no se producía en nuestra ciudad.

Ante esta situación, "A Contramano" quiere mostrar su preocupación ante la falta de actuaciones de prevención, señalización y educación hacia los conductores de vehículos a motor por parte del Ayuntamiento, que en lo que respecta a los colegios, solo parece preocupado por señalizar los carriles-bici, cuando como acabamos de ver no es ahí donde radica el mayor peligro. Con esto no queremos oponernos a la necesaria señalización de las vías ciclistas, pero sí queremos manifestar nuestra exigencia de que se señalicen también las vías motorizadas, actuación mucho más necesaria dado el mayor peligro potencial de los vehículos que circulan por ellas. Es evidente que en muchos casos no basta con poner las señal de "precaución zona escolar" y limitar la velocidad a 30 km/h (para los ciclistas, en cambio, se limita la velocidad a 5 km/h y se exige "parar si es necesario"). 

En el Colegio "Jardines del Valle", al que se refiere la noticia ya citada, solo se ha señalizado la entrada por la Ronda Histórica, por la que pasa un carril-bici. En cambio, en la entrada al colegio por la Calle Muro de los Navarros, en principio mucho menos conflictiva dado que se trata de una calle con menos tráfico, no se ha realizado actuación alguna de pacificación del tráfico motorizado, limitándose a colocar una señal de limitación de velocidad a 30 km/h y otra de precaución (ver foto adjunta). Ni siquiera se ha colocado el paso de peatones en el lugar correcto, frente a la entrada del colegio, con lo cual frente a dicha entrada la prioridad de paso es para los vehículos a motor. "A Contramano" se he dirigido al Ayuntamiento solicitando que el tramo de la calle Muro de los Navarros frente a la entrada del Colegio Jardines del Valle se declare "Calle Residencial", con limitación de velocidad a 20 km/h y prioridad de paso para los niños y los peatones, sin que hayamos recibido respuesta hasta la fecha.

En el colegio "Protectorado de la Infancia", en la Calle San Jacinto, se ha llegado a cortar el tráfico de bicicletas frente a la entrada del colegio en horario de entrada y salida al mismo, como se puede ver en la foto adjunta. No hay en cambio ninguna medida similar para restringir el tráfico motorizado a dicha horas, pese a que, como acabamos de ver en el Colegio Porta Coeli, éste es el verdaderamente peligroso. "A Contramano" ha hecho una propuesta para desviar el carril-bici a la puerta del colegio, eliminando algunas plazas de aparcamiento, sin que hayamos recibido respuesta todavía.



Por el Colegio La Salle, en la calle San Luis, no pasa  ningún carril-bici, pero el tráfico motorizado pasa muy cerca (mas cerca que ningún carril-bici) de la entrada del colegio. No hay mas señalización que la habitual de zona escolar y todas las mañanas, a la hora de entrada de los niños, se forman grandes colas de automóviles que pasan a escasos centímetros de la puerta del colegio, que dificultan la entrada y causas grandes molestias a los viandantes, como se puede ver en la foto adjunta. Que sepamos, el Ayuntamiento no ha anunciado ninguna medida para paliar tal situación. El Colegio La Salle no es el único colegio de Sevilla por cuya puerta pasa el tráfico motorizado a escasos centímetros de la misma. Nadie parece preocuparse por ello. En cambio, cuando es un carril-bici el que pasa a escasos metros de la puerta de un colegio, saltan todas las alarmas.

Con este comunicado no queremos manifestarnos en contra de cuantas medidas razonables puedan tomarse para advertir a los ciclistas de la necesidad de conducir con precaución por las zonas escolares, pero sí queremos llamar la atención acerca de la doble vara de medir que se viene utilizando en los últimos meses en relación a los peligros que se derivan del tráfico (de todo tipo de vehículos) a la puerta de los colegios. Parece que, mientras que cuando se trata de ciclistas todas las medidas parecen pocas, cuando se trata de limitar o simplemente regular adecuadamente el tráfico motorizado (o el aparcamiento de automóviles) no hay manera de que se adopten medidas eficaces, pese a que la realidad demuestra una y otra vez que es en el tráfico motorizado donde radica el verdadero peligro.

 


Acontramano pertenece a:

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
You are here Home